Teléfono: (505) 2266-8940 | | Síguenos:

PRONUNCIAMIENTO NUMERO 1 "Por la defensa de la naturaleza y las comunidades"

6 de septiembre de 2017

 

 

Plataformas, redes, colectivos, organizaciones y movimientos ambientales, de mujeres, feministas, jóvenes y defensores/as de derechos humanos unidas

En toda la nación es sabido que estamos ante una política de menosprecio a la sostenibilidad del ambiente y desarrollo del país, motivado por interés desmedido de lucro, falta de institucionalidad y políticas económicas ajenas a la conservación ambiental, que agudizan la crisis en beneficio de grupos económicos codiciosos y acentúan los desastres naturales dejando en mayor vulnerabilidad a las poblaciones locales.

El desarrollo sostenible no puede garantizarse sin el manejo racional de sus recursos y ambientes naturales, que en Nicaragua se ha venido mermando en los últimos años, como puede constatarse a través de la destrucción de los bosques, de las Reservas de Biosfera internacionalmente reconocidas, la erosión de los suelos, la pérdida y contaminación de las fuentes de agua superficiales y subterráneas, la reducción y extinción de la vida silvestre y sufriendo de todas las formas de contaminación rampante que nos está ahogando entre venenos y basuras.

La arbitraria derogación del Decreto 76-2006 del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, es la estocada final de un proceso malintencionado que pone en indefensión la sobrevivencia social y económica de la gran mayoría de la población nicaragüense. Esto explica el resurgir del movimiento social expresado en las luchas de las poblaciones campesinas que defienden su territorio y recursos ante iniciativas como el proyecto canalero, la actividad minera; y en defensa del derecho a tener agua para consumo humano y la seguridad alimentaria. Luchas sociales en que las mujeres han tenido un rol fundamental, siendo pertinente condenar la violencia que busca silenciarles.

En momentos en que el ambiente en Nicaragua enfrenta un exagerado proceso de degradación, el Estado irresponsablemente renuncia a tutelar un modelo de desarrollo que asegure el bienestar de sus ciudadanos, acertadamente la inmensa mayoría de las naciones del mundo están tomando medidas cautelares para reducir el impacto de las inversiones públicas y privadas en beneficio de sus poblaciones. En Nicaragua contradictoriamente y en forma insensata se suprimen las pocas regulaciones ambientales existentes.

Debido a que la economía nacional está basada en la ecología y la naturaleza, lo que exportamos y producimos está totalmente subsidiado y posibilitado por la naturaleza, cuyas opciones están siendo cada día mermadas; por tanto el correcto aprovechamiento de sus recursos es esencial para el desarrollo nacional que nos lleve a la necesaria adopción de mejores y nuevos instrumentos ambientales que posibiliten la sostenibilidad.

 

La naturaleza no puede seguir subsidiando las exportaciones y el espejismo del supuesto crecimiento económico basado en la depredación y extractivismo de sus recursos, pues existen evidencias que los productos de agroexportación y aquellos que aseguran la alimentación del pueblo no disponen de la cantidad de agua, suelos, bosques y ambientes favorables requeridos para competir en un mercado internacional que cada día exige bienes y productos ambientalmente sostenibles.

La derogación del Decreto del Sistema de Evaluación Ambiental coloca á'l país en un estado que no atrae inversión responsable y seria, interesada en el desarrollo, pues favorece la intromisión de empresas foráneas caracterizadas por su perfil depredador y extractivista que vienen a destruir los pocos recursos naturales que aún nos quedan.

Por tanto, demandamos al Gobierno de la República retomar su función pública de garantizar el bienestar de la población restableciendo el Decreto 76-2006 de forma efectiva y dictando las normativas que hagan eficaz y eficiente su verdadero cumplimiento.

Ante esta grave situación nos declaramos en alerta y movilización permanente para evitar que se sigan depredando nuestros recursos naturales en beneficio de unos pocos, en detrimento de las mayorías y con el grave riesgo de que las próximas generaciones no tengan opciones para vivir mejor.

La previsión del impacto ambiental de los emprendimientos y proyectos requiere
procesos políticos transparentes y sujetos al diálogo, mientras la corrupción, que
esconde el verdadero impacto ambiental de un proyecto a cambio de favores, suele llevar a acuerdos espurios que evitan informar y debatir ampliamente. (Laudato Si, 182)

Lunes 4 de septiembre de 2017. Nicaragua.-

Suscribimos,

1.     Grupo Cocibolca

2.     Consejo Nacional en Defensa de Nuestra Tierra, Lago y Soberanía.

3.     Movimiento Nacional Frente a la Minería Industrial.

4.     Plataforma en Defensa del Agua y la Vida.

5.     Iniciativa Nicaragüense de Defensoras de los Derechos Humanos de las Mujeres.

6.     The Bianca Jagger Human Rights Foundation (BJHRF).

7.     Movimientos Guardianes de Yaoska, Rancho Grande.

8.     Movimiento Comunal Santa Cruz de La India, Mina La India.

9.     Movimiento Segoviano Llego la Hora de la Acción del Pueblo, Nueva Segovia.

10.  Movimiento Ambientalista Salvemos Santo Domingo, Chontales.

11.  Movimiento San Antonio de San Albino.

12.  Movimiento de Mujeres Segovianas, Nueva Segovia.

13.    Movimiento Salvemos el Río Coco o Segovia

14.    Instituto Liderazgo Las Segovias.

15.    Movimiento Comunal Nicaragüense, Matagalpa.

16.    Grupo Estratégico en Contra de la Minería Matagalpa.

17.    Red Nicaragüense por la Democracia y el Desarrollo Local (RED LOCAL)

18.    Fundación POPOLNA.

19.    Centro Alexander von Humboldt.

20.    FUNDENIC SOSo

21.    Fundación del Rio.

22.    Fundación "Luz en la Selva", Nueva Guinea, RAAS.

23.    Centro de Asistencia Legal a Pueblos Indígenas (CALPI).

24.    Gobierno Comunal Creole de Bluefields.

25.    Onda Local.

26.    Fundación La Esperanzita, Escuela Campesina de Agricultura Ecológica en el Trópico

Húmedo, Nueva Guinea, RAAS.

27.    Fundación Jan Amos Comenius - Ecología y Educación, Nueva Guinea, RAAS.

28.    Grupo de Solidaridad de El Arenal (GRUDESA).

29.    Campaña 28 de Septiembre por la Despenalización del Aborto en América Latina y El
Caribe.

30.    Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua

(CEJUDHCAN).

31.    Comité de Liderazgo de Nicas Migrante.

32.    Colectivo de Mujeres de Matagalpa.

33.    Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM).

34.    Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH).

35.    Revista ENVIO.

36.    FUNDEMUNI.

37.    Red de Mujeres contra la Violencia (RMCV).

38.    Movimiento de Mujeres de Chinandega.

39.    Asociadas por lo Justo JASS Mesoamérica.

40.    DITSO, Costa Rica.

41.    Coordinadora Norte Tierra y Libertad, Costa Rica.

42.    Mujeres de Paiwás.

43.    Coordinadora Civil.

44.    Plataforma en defensa del agua y la vida, Juigalpa.

45.    Comité en defensa del Lago Cocibolca, Juigalpa.

46.    Plataforma en defensa del Agua y la vida Chontaleña.

47.    Grupo Mogotón de Nueva Segovia.

48.    Comité de Agua Potable de Jalapa.

49.    Plataforma en defensa del agua de Chinandega.

50.  Asociación por el Desarrollo Local (ASODEL).




Temas Relacionados: derechos humanos

Publicaciones

Informe de Monitoreo: Elecciones Municipales en Nicaragua, 5 de noviembre de 2017

Descargar

Derechos Humanos en Nicaragua: Informe Anual 2016

Derechos Humanos en Nicaragua: Informe Anual 2016

Descargar

Corte IDH. Caso Acosta y otros Vs. Nicaragua. Excepciones preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 25 de marzo de 2017. Serie C No. 334.

Corte IDH. Caso Acosta y otros Vs. Nicaragua. Excepciones preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 25 de marzo de 2017. Serie C No. 334.

Descargar

Miembros