Teléfono: (505) 2266-8940 | | Síguenos:

RESUMEN DE CONFERENCIA DE PRENSA DE CAMPESINOS DE NUEVA SEGOVIA

QUE ESTA MAÑANA DENUNCIARON VIOLACIONES A DERECHOS HUMANOS

18 de octubre de 2017

La destitución de un presidente de Centro Electoral Municipal; la impunidad en que continúa el asesinato de tres personas en Ciudad Antigua; el envenenamiento de los ríos y la pérdida de los bosques por las concesiones mineras y madereras; la profundización de la pobreza, sobre todo de las mujeres; la discriminación de pueblos indígenas; y la violencia contra niñas, adolescentes, jóvenes y adultas, fueron algunas de las denuncias de parte de unos 40 campesinos de Nueva Segovia, esta mañana en el Cenidh.

Ante periodistas de unos doce medios de comunicación escritos, televisivos, radiales y cibermedios, el presidente del Centro Electoral Municipal (CEM) de Dipilto, Lic. José Noel Talavera, dijo que fue destituido por denunciar anomalías que se estaban cometiendo en esa instancia. La gota que rebasó el vaso fue cuando señaló que en la entrega de cédulas estaban excluyendo a personas que no son del partido FSLN. Los CEM son parte de los Consejos Departamentales y actúan bajo el Consejo Supremo Electoral (CSE).

Talavera también había estado señalando el uso indebido de recursos de la municipalidad, lo cual lo convirtió “en una basura en el ojo de esa gente”, quienes actúan “como una mafia”. Ellos son los demás miembros de esa estructural del CSE, de quienes dijo que no están interesados en un manejo honesto y transparente del proceso electoral, por lo cual considera que están preparando para un fraude.

En un momento de intenso dramatismo, la hermana de uno de los tres asesinados el 6 de noviembre del año pasado en Ciudad Antigua, Nelda Damaris Mendoza, dijo que aunque ya ha pasado casi un año, los funcionarios de la Policía y del Ejército no han investigado y la masacre se mantiene en la impunidad. Ella también es vicealcaldesa de este municipio.

Cuerpos tenían señales de tortura

Los asesinados fueron José Nahún Mendoza, 47 años, su yerno, Margarito Mendoza Sevilla, de 34, originarios de Ciudad Antigua; y Armando López, de Totogalpa, Madriz. Antes, ellos huyeron a un lugar montañoso tras saber que eran perseguidos por policías y miembros del Ejército, por haber participado en una protesta por cédulas de identidad. Un jefe militar dijo en ese entonces que habían muerto por narcotraficantes. Presentaban heridas en el cuello y cuchilladas en los pies y otras partes del cuerpo. Dos de ellos tenían quebradas las piernas y los pies.

 

Al borde del llanto, Nelda Mendoza denunció que ni la Policía ni el Ministerio Público les recibieron la denuncia que quiso interponer sobre la muerte de su hermano y las otras dos personas, y dijo que hay mucha preocupación por casos similares que están ocurriendo en las montañas de Nicaragua, donde algunos familiares no denuncian por temor a ser asesinados.

También señaló Nelda Mendoza una invasión de efectivos del Ejército a varias comunidades de Nueva Segovia, donde se meten en viviendas cuyos dueños se llevan la sorpresa de encontrarlos bebiendo agua o café en la cocina del lugar. “No sabemos qué hacer”, admitió. Dijo que ella y su familia “estamos decepcionados de las autoridades, quienes maltratan al pueblo en vez de cuidarlo y protegerlo” y señaló los crímenes de Kevin Alberto Bautista López, René Lagos y Harold Jiménez, entre otros.

Oriundo de Santa Rosa, San Fernando, Pedro Basilio Guerrero dijo que en los últimos meses había disminuido el despale de bosques, pero que comenzó a aumentar con el decreto presidencial que suspende los estudios de impacto ambiental. Al indicar que más de 136 mil hectáreas de Nueva Segovia han sido concesionadas a los madereros, señaló la disminución del caudal de agua de 17 ríos tributarios del Río Coco en cuyas riberas hasta Cabo Gracias a Dios, vive medio millón de personas.

Concesiones mineras son una amenaza a la vida y al territorio

La señora Maritza Rodríguez, de la comunidad de San Nicolás, en San Fernando, denunció la profundización de la pobreza en este territorio donde muchas mujeres se han visto obligadas a emigrar a Panamá, Costa Rica y El Salvador, sufriendo algunas de ellas abuso sexual. Contó que muchos ancianos y niños están desnutridos en 14 comunidades donde hay dos mil 700 habitantes. A quienes dicen que ya no hay pobreza en Nicaragua, los invita a visitar estos lugares.

Por su parte, Domingo Gutiérrez Machado, de San Albino, lamentó las concesiones mineras otorgadas por el gobierno a las compañías Golden Reign y Cóndor, S.A., cuyas operaciones amenazan con la contaminación de los ríos y la desaparición de los bosques. Afirmó que “Solo dejan destrucción”, y reivindicó el carácter histórico de este lugar, donde se levantó en armas el Gral. Augusto C. Sandino, el 26 de octubre de 1926.

Don Pedro Pablo Pastrana López, miembro del Consejo de Ancianos de la Asamblea Coordinadora Chorotega, que representa a cinco pueblos de esta etnia (Mozonte, San Lucas de Iscayan, Cusmapa sitio El Carrizal, Totogalpa y Litelpaneca), demandó que se actualice la ley de etnias, porque los excluye. “Todos los indígenas debemos ser respetados en nuestros derechos”.

Reivindicó el derecho de los indígenas a decidir sobre las concesiones mineras y no que les impongan una explotación de sus recursos naturales como los españoles en el pasado. Advirtió que “Ya no nos engañan con espejitos, como hicieron con nuestros ancestros”. También hizo ver el peligro de contaminación de los ríos por la minería extractiva.

El infierno de muchas menores en Ocotal

Reside en la periferia de Ocotal doña Rosario del Carmen Rugama, donde, según denunció, muchas niñas, adolescentes y jóvenes, debido a la pobreza viven en situación de riesgo, son menores transgresoras que han caído en la droga y algunas fueron obligadas a prostituirse. Varias han sufrido violencia de parte de familiares y también de efectivos de la Policía y del Ejército. Contó el caso de la esposa de un militar a la que el tipo amenazó poniéndole una pistola en el cuello.

 

Es de Dipilto don Heberto Gómez Espinoza, quien denunció que la ley de fronteras lesiona los intereses de los productores de la Cordillera de Dipilto, donde hay gente en extrema pobreza, incluyendo algunos que viven en “casas de plástico”. También cuestionó la ley de seguridad soberana que impide la libre circulación por la cercanía a la guardarraya con Honduras.

 

Reveló que los campesinos de Nueva Segovia presentes en el Cenidh tuvieron que disgregarse y salir en pequeños grupos por los impedimentos que les ponen efectivos policiales y del Ejército. También denunció que hay espionaje sobre ellos y que existen obstáculos para la actividad electoral, excepto cuando se trata del partido de gobierno.

 

Managua, 18 de octubre del 2017

 

 

 

Violaciones a derechos humanos en la región de Las Segovias

 

Se está viviendo “una especie de terrorismo de Estado, pues en muchas comunidades segovianas “se está sembrando el miedo” como mecanismo de control de la población, en particular mediante torturas y asesinatos selectivos de parte de las mismas autoridades, las que los encubren al poner a las víctimas como delincuentes. “Estos crímenes quedan en total impunidad”, denunció Haydee Castillo Flores, presidenta del Instituto de Liderazgo de Las Segovias, ILLS y del Foro de Mujeres para la integración Centroamericana y del Caribe (FMICAC). 

El campesinado y gente de la ciudad –agregó Castillo-- está sufriendo abuso de autoridad, exclusión de programas sociales del gobierno, prisiones arbitrarias, decomiso temporal de vehículos, amenazas y persecución a defensores de derechos humanos, así como acoso de la Policía y de operadores políticos del partido de gobierno.

Dijo la dirigente segoviana que “se están violando gravemente los derechos humanos”. Añadió que estos abusos están dañando las vidas de muchas personas y de varias comunidades, con resultado de un alto costo emocional y material en la población, lo que fue corroborado por el testimonio de cerca de 40 campesinos que la acompañaron.

Castillo afirmó que muchas personas de la región segoviana están siendo empobrecidas, que hay desempleo y que esto provoca migración, sobre todo a Costa Rica. La situación es tal que hay mucha inseguridad en las ciudades y en el campo, donde mujeres y niñas viven en zozobra por miedo al acoso y a la violación sexual.

También hizo ver que el avance de proyectos mineros en los municipios segovianos, incluido el que está previsto en la histórica Mina San Albino, donde Sandino inició su gesta, provocará la destrucción de los pinares en la cordillera de Dipilto, lo cual afectará los ríos y la gente se quedará sin agua. ”Y sin agua no hay vida”.

Por otro lado, afirmó que los continuos fraudes en los comicios nacionales y en las locales han provocado “una gran indiferencia y desaliento en la población”. Recordó que han quedado en la impunidad el asesinato de una familia en El Carrizo, en el 2011, y el de tres personas en Ciudad Antigua, en el 2016. Estos crímenes, continuó, han contribuido a aumentar el descrédito en las elecciones.  

Haydée Castillo enumeró doce artículos sobre derechos y garantías de los nicaragüenses tipificados en la Constitución Política de la República, que se están violando con los abusos que se cometen contra muchos segovianos.  

Las víctimas de la represión exigen que se les haga justicia y se restablezca el orden constitucional en las comunidades segovianas. También instan a otras localidades del país a unirse a este clamor e iniciar un proceso de intercambio para construir propuestas que den salida “a la dura realidad que estamos viviendo”.  Haydée Castillo dijo que la unidad trae esperanza en medio de un contexto adverso en el que hay que seguir el ejemplo de tantos luchadores que reconoce la historia.

 




Temas Relacionados: derechos humanos

Publicaciones

Informe de Monitoreo: Elecciones Municipales en Nicaragua, 5 de noviembre de 2017

Descargar

Derechos Humanos en Nicaragua: Informe Anual 2016

Derechos Humanos en Nicaragua: Informe Anual 2016

Descargar

Corte IDH. Caso Acosta y otros Vs. Nicaragua. Excepciones preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 25 de marzo de 2017. Serie C No. 334.

Corte IDH. Caso Acosta y otros Vs. Nicaragua. Excepciones preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 25 de marzo de 2017. Serie C No. 334.

Descargar

Miembros